Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NAVIDAD EN VIGO

El bum de turistas por las luces de Vigo llena hoteles y restaurantes del centro: “Fue una locura”

Los negocios aplauden la apuesta navideña del Concello para impulsar su actividad en un momento crítico por la inflación | Prevén estar completos los fines de semana hasta enero | Los pisos turísticos, también al 100%

Varias personas fotografían el árbol gigante de Porta do Sol, uno de los puntos clave de la Navidad de Vigo. JOSÉ LORES

“Fantástico”, “Una auténtica locura” y, sobre todo, “Completos”. Fueron algunas de las reacciones del sector hotelero y la restauración a la apoteosis generada en la ciudad por el acto de encendido de las luces de Navidad, que reunió en el centro a unas 45.000 personas llegadas de toda España e incluso de Portugal y fue seguido por medios de comunicación nacionales e internacionales. En román paladino: se llenaron los hoteles, los pisos turísticos, los parkings y los restaurantes, bares y cafeterías –fundamentalmente, los céntricos–. También sonrió el gremio del taxi, beneficiado, además, por la lluvia que cayó durante prácticamente todo el día. Los millones de LED les permiten impulsar su actividad en un escenario de inflación y crisis que les deja heridas.

En el Hotel NH Collection, en García Barbón, llegaron al 92% de ocupación el sábado por la noche. Las precipitaciones provocaron cancelaciones de última hora y le privaron de colgar el cartel de completo. También cosechó buenas cifras en la previa: el porcentaje llegó al 75% en la noche del viernes. “Prevemos cifras muy altas en Navidad”, aseguran. Por delante, quedan casi dos meses de alumbrado, que presume de 11 millones de luces LED, y un periodo clave, el puente de la Constitución, marcado en rojo por los sectores turísticos de la ciudad por la previsión de afluencia de visitantes: esperan las mejores facturaciones. El alcalde, Abel Caballero, pronostica que llegarán a la urbe durante estas fiestas navideñas hasta 4 millones de personas.

En el Hotel Ciudad de Vigo, a unos pasos de Montero Ríos, no hubo una sola habitación libre el sábado por la noche. Éxito absoluto. El viernes, el porcentaje se situó en el 70%. Prevén llenar el próximo fin de semana y todos los de diciembre, al igual que otros muchos establecimientos del gremio en la ciudad una vez la pandemia del COVID ya no impone las restricciones a las que nos acostumbró en las Navidades de 2020 y 2021. En el Hotel Inffinit, en Marqués de Valladares, solo quedó vacía una habitación debido a una cancelación de última hora. Destacan que solo les resta un cuarto libre el día 3 y cuatro el día 4. Las buenas cifras de reservas apuntan a que colgarán el cartel de completo en el puente de la Constitución, que esperan como agua de mayo: se prevé la segunda gran avalancha de visitantes a la urbe olívica para disfrutar de las luces de Navidad y la oferta festiva: la noria, mercadillo, montaña rusa, parque de hinchables y circo en Coia, atracciones...

Los trabajadores del Hotel Maroa, en Pablo Morillo –al lado de la Alameda–, vivieron un fin de semana de “auténtica locura”. “Casi no puedo coger las llamadas que llegan porque no paro de realizar check-outs”, comentaba la recepcionista ayer por la mañana. En la noche del sábado, registraron casi un 94% de ocupación: una de las habitaciones quedó vacía porque no se presentaron las personas que la reservaron. Ya se esperaban muy buenos números por el acto de encendido de las luces y la puesta en marcha de la Navidad 2022-2023. Estarán todas las habitaciones llenas todos los fines de semana que quedan hasta la celebración del día de Reyes en enero, una realidad que no se vivía en los hoteles de la ciudad hasta la transformación de estas fiestas en un evento multitudinario de alcance nacional e internacional.

También se llenaron todas las habitaciones del Hotel Atlántico el sábado. Repetirán éxito el próximo fin de semana y, al menos, todos los sábados del mes de diciembre. “Ya no nos quedan habitaciones libres el 3, 4 y 5, por el puente de la Constitución, y el 8, 9 y 10 estamos apretados. Seguro que también llenaremos. Estamos muy contentos”, indicaron. Idéntica situación se vivió en los pisos turísticos. Pablo Conde, de Anfitriona, empresa que gestiona propiedades de este tipo en la ciudad, calificó de “fantástico” el fin de semana. “Todo lleno. Y, para el puente de la Constitución, queda poco libre. Esperamos llenar todos los fines de semana, al menos, hasta que llegue fin de año”, anotaba.

Los restaurantes, al igual que los hoteles, lucieron a rebosar. Lo confirma Omar Fares, propietario del negocio de comida italiana Nero, en la Praza de Compostela, La trastienda del cuatro, en Pablo Morillo, y La Central, en la Praza da Constitución, donde no pudo montar la terraza por el protocolo de seguridad del acto del encendido, contratiempo que se dejó notar en la facturación. “A pesar de eso, trabajamos muy bien porque el local es grande. Las luces nos repercuten muy positivamente. Esperemos que este año, sin restricciones, podamos tener unas Navidades normales, es decir, muy buenas”, reflexionaba ayer.

En El Corralito, en Doutor Carlos Colmeiro Laforeten el entorno de María Berdiales, también hubo lleno. El problema: muchos comensales llegaron más tarde de lo previsto por las dificultades de acceder al centro en coche y encontrar aparcamiento. “Tuvimos que alargar una hora la noche, fue algo caótico, pero estuvo bien. Me encanta que se apueste por el alumbrado navideño, favorece muchísimo al sector, se nota”, indicaban.

En el restaurante Sol Maya, en la calle Oporto, en la zona de Rosalía de Castro, más de lo mismo. Llenaron tanto en la comida como en la cena, por lo que se cumplieron sus expectativas. “Recibimos a mucha gente de fuera de Vigo: Gijón, Madrid, Barcelona… Esperamos buenas cifras los fines de semana gracias al turismo navideño: por la Navidad, pero también por la noria y el resto de las atracciones. Es una oferta que diferencia a nuestra ciudad”, concluía.

Compartir el artículo

stats