Adiós a los calcetines para dormir: el simple gesto que debes hacer con tus pies tres veces para que no se queden fríos

Uno de los problemas que tienen muchas personas en esta época es sentir frío en manos y pies.

Adiós a los calcetines para dormir: el simple gesto que debes hacer con tus pies tres veces para que no se queden fríos.

Adiós a los calcetines para dormir: el simple gesto que debes hacer con tus pies tres veces para que no se queden fríos. / Mediterráneo

Manuel Riu

La llegada del invierno se hace sentir, estamos casi en Navidad y las temperaturas descienden bruscamente. Uno de los problemas que tienen muchas personas en esta época es sentir frío en manos y pies. Quienes tienen este problema tienden a menudo a cubrirse las manos y los pies con guantes, calcetines y demás. A pesar de estas precauciones, las manos y los pies siguen estando fríos. Por eso hoy, hemos pensado en ayudarte a solucionar este molesto problema de una manera definitiva, veamos cómo hacerlo, verás que es muy fácil.

Puede parecer un problema irresoluble, pero en realidad es posible calentarse las manos y los pies, sólo hay que utilizar algunos pequeños trucos. Hay que señalar que este problema lo sufren más las mujeres que los hombres, veamos por qué. Los termorreceptores de las mujeres son más sensibles y perciben más los cambios de temperatura. Entonces, el cuerpo, en respuesta al frío, concentra el calor en los órganos vitales, lo que provoca que las manos y los pies estén más fríos.

Las manos y los pies fríos pueden ser consecuencia de una tensión arterial baja, de diversas enfermedades, de la toma de ciertos medicamentos o de un dolor generalizado. Lo primero que hay que hacer para evitar este problema es cubrirse adecuadamente. Las bufandas y el gorro son siempre recomendables, ya que ayudan al cuerpo a no perder calor y estimulan la circulación.

Los expertos también recomiendan algunos ejercicios sencillos para mejorar la flexibilidad y la fuerza de manos y pies.

  • Para calentar las manos: mueve las manos rítmicamente desde el meñique hasta el pulgar, como si estuvieras tocando un piano. Realiza el ejercicio durante un par de minutos.
  • Para calentar los pies: puedes utilizar un mini rodillo y pasarlo por los pies para masajearlos y mejorar la circulación. Caminar de puntillas también ayuda mucho a estimular la circulación y así mantener los pies calientes.

Sólo tienes que seguir estos sencillos consejos para afrontar este invierno con las manos y los pies calentitos, ¡adiós al frío!

El aparato que calienta las manos

No hay que olvidar ventilar todos los días, pero no más allá de 10 minutos, y mantener los radiadores en buen estado y, sobre todo, evitar secar la ropa sobre ellos. 

Este hábito, tan común en los hogares españoles, hace que los radiadores pierdan su eficacia y que el aire de la estancia se humedezca. Sin embargo, además de estos consejos, hay gadgets que pueden ayudarnos a estar muy a gusto en casa sin que nuestro bolsillo se resienta demasiado. 

Es el caso de un calentador de manos, como este de la marca OCOOPA, que permite mantenerlas a una temperatura óptima hasta un máximo de siete horas. Pero no solo es un regalo ideal para los más frioleros, y que siempre tienen las manos frías, estén en casa o en la calle, sino también para los amantes de los deportes (y que se realizan al aire libre): senderismo, esquí, golf…

Este modelo, aunque hay muchos otros en el mercado de similares características, cuenta con una batería recargable de litio de 5.200 mAh con puerto de carga USB. No necesita pilas (eso que nos ahorramos) y con una sola carga podremos usarlo durante muchísimos días. 

Pero si por algo es uno de los productos más vendidos en comercios electrónicos como Amazon, y mejor valorado, es por su segunda función: batería externa para cargar dispositivos móviles, ya sean Apple o Android.

Este calentador de manos tiene tres niveles de calefacción y un diseño ergonómico para que se pueda guardar en cualquier bolsillo o mochila. Se ajusta perfectamente a las manos y su tacto lo convierte en un producto muy cómodo de utilizar. 

Es muy seguro de usar: protegido contra sobrecalentamientos y cortocircuitos. Además, tiene un precio que lo hace especialmente atractivo, 29,99 euros.