La reserva de oro más grande de toda Europa está en España y no te imaginas dónde

Alberga más de 30 toneladas de oro, lo que representa aproximadamente un 10% de las reservas de oro del Banco de España

Lingotes de oro.

Lingotes de oro. / PIXABAY

La reserva de oro más grande de Europa es uno de los muchos tesoros que se esconden en España. Se estima que este yacimiento alberga más de 30 toneladas de oro, lo que representa aproximadamente un 10% de las reservas de oro que posee el Banco de España. A pesar del potencial económico, la extracción del oro ha sido un tema polémico y divisivo en la comunidad.

La reserva, denominada como la más grande de Europa, se encuentra en la pequeña localidad de Tapia de Casariego, en Asturias, escondida bajo las lagunas de Salave.

La empresa Exploraciones Mineras del Cantábrico (EMC) ha presentado una propuesta para explotar este valioso yacimiento, asegurando que la perforación será "mínimamente invasiva" y que el impacto ambiental será insignificante. Sin embargo, los primeros meses de operación podrían ser complicados. La promesa de EMC de proteger el medio ambiente no ha convencido a todos, y la comunidad se encuentra dividida entre los que apoyan el proyecto y los que se oponen fervientemente.

La oposición está liderada por la asociación 'Oro No', fundada hace casi 20 años para luchar contra la explotación minera en la región. Los miembros de esta asociación argumentan que la minería podría dañar gravemente los sectores de ganadería, pesca y turismo, que son vitales para la economía local. "La gente vive de la ganadería, la pesca y el sector turístico. Con la explotación de la mina, los metales pesados procedentes de ella afectarían a todos estos sectores. Por no hablar del impacto paisajístico que produciría, lo que mermaría el turismo al crearse una percepción negativa de la zona", comentó un representante de 'Oro No' al medio Infobae.

Por otro lado, la asociación Idoa apoya la explotación del yacimiento, viendo en ello una oportunidad para revitalizar la economía local y evitar la emigración de los jóvenes en busca de trabajo. "Es necesario asentar población y la mejor forma es generar industria, para que la gente joven no se vaya a trabajar a otros sitios", explicó Mada Gómez, presidenta de Idoa. La controversia en Tapia de Casariego refleja un dilema mayor: cómo equilibrar el desarrollo económico con la protección del medio ambiente y la preservación de los modos de vida tradicionales.