Recibe hasta 3000 euros si tu coche aparece en esta lista

Si adquiriste tu vehículo hace más de una década, puedes ser seleccionado para este reembolso

Imagen de archivo: una mujer en un coche.

Imagen de archivo: una mujer en un coche. / pexels

Recuperar hasta el 10 % del precio de compra de un coche es, sin duda, una excelente noticia. Especialmente cuando no esperábamos este beneficio. Es posible obtener un reembolso de hasta 3000 euros por un coche que haya costado 30.000 euros, incluso si lo compraste hace varios años.

Si adquiriste tu vehículo hace más de una década, también puedes ser seleccionado para este tipo de reembolso, lo cual puede ser muy beneficioso para tus finanzas. Por eso, si la matrícula de tu coche tiene letras entre DVB y HVF, esto te puede interesar.

Recuperar parte de la inversión del coche

Es fundamental cumplir con ciertas condiciones específicas para poder recuperar parte de la inversión realizada al adquirir tu coche. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte que verificar la matrícula del coche es crucial para determinar si puedes acceder a este beneficio.

Esto surge de una situación conocida como el cártel de los vehículos, que fue un pacto entre concesionarios y fabricantes para la venta de coches. Este pacto fue declarado ilegal por la justicia y, por ello, quienes compraron un coche entre 2006 y 2013 tienen una alta probabilidad de estar entre los afectados.

En consecuencia, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sancionó a más de 170 concesionarios, 20 fabricantes y dos consultoras entre 2015 y 2016 por prácticas poco competitivas. Por eso mismo, muchas de estas marcas están obligadas a indemnizar a los propietarios de vehículos. La OCU invita a quienes compraron coches en ese periodo a verificar si fueron afectados por el pacto y, de ser así, iniciar el proceso de reclamación para recibir el 10 % del valor del coche. La OCU ha iniciado una acción colectiva en la que puedes inscribirte directamente a través de la organización.

Marcas y años afectados

A continuación está proporcionado el detalle específico de las marcas y los años correspondientes a cada una. Recuerda que esta opción está disponible solo para aquellos que hayan adquirido un coche completamente nuevo o de 0 km, y que pertenezca a las siguientes marcas dentro de los años señalados.

  • Chevrolet: vehículos comprados entre febrero 2006 y julio 2013
  • BMW: vehículos que hayan sido comprados entre junio de 2008 y noviembre de 2009.
  • Ford: vehículos que hayan sido comprados entre febrero de 2006 y julio 2013
  • Alfa Romeo: vehículos que hayan sido comprados entre febrero de 2006 y julio 2013
  • Citroen: vehículos que hayan sido comprados entre febrero de 2006 y julio de 2013
  • Honda: vehículos que haya sido comprados entre abril del 2009 a mayo de 2013
  • Dacia: vehículos que hayan sido comprados entre enero de 2006 y julio 2013
  • Jeep: vehículos que hayan sido comprados entre abril de 2008 a julio de 2010
  • Dodge: vehículos que hayan sido comprados entre abril de 2008 a julio 2010
  • Kia: vehículos que hayan sido comprados entre marzo de 2007 hasta noviembre de 2012
  • Mercedes: vehículos que hayan sido comprados desde marzo de 2010 a febrero del 2011
  • Chrysler: vehículos que hayan sido comprados entre abril de 2008 a julio 2010
  • Mitsubishi: vehículos que hayan sido comprados desde marzo 2010 hasta agosto de 2013
  • Lexus: vehículos que hayan sido comprados desde febrero de 2006 hasta septiembre de 2012
  • Lancia: vehículos que hayan sido comprados desde febrero de 2006 hasta julio de 2013
  • Peugeot: vehículos que hayan sido comprados de febrero de 2006 hasta julio del 2013
  • Volvo: vehículos que hayan sido comprados desde marzo de 2010 hasta el mes de agosto de 2013
  • Nissan: vehículos que hayan sido comprados desde junio de 2008 hasta julio de 2013

En la OCU podrás encontrar información adicional sobre otras marcas incluidas en la lista. Esto te permitirá determinar de manera más precisa si tu vehículo se encuentra dentro de esta categoría y, de ser así, iniciar el proceso de reclamación siguiendo las instrucciones proporcionadas por la organización.