Los camareros ruegan que se deje de hacer este gesto en los restaurantes después de comer

Todo tiene un límite

Camareros.

Camareros. / FOTO DE KETUT SUBIYANTO

Alexandra Costa

Si los camareros o el personal de hostelería cobrasen por la paciencia que deben tener con los clientes o por la infinidad de situaciones surrealistas que viven, serían ricos. Desde desagradables propinas hasta duras condiciones laborales. A eso se suman las reseñas en Google y otras webs, que pueden condenar a un establecimiento. Aun así, no pierden la compostura, pero todo tiene un límite, incluso una cosa que ocurre muy a menudo y nada insospechada por parte de los clientes.

Aunque suele ser un gesto cotidiano y sin ninguna carga de maldad, quita de quicio a los profesionales de la hostelería que los consumidores pidan un café o la cuenta después de que hayan recitado la carta entera de postres. Todavía les molesta más si eso sucede cuando, además de enumerarlos, los ofrecen con pertinentes explicaciones: qué ingredientes que llevan, cómo se han elaborado y cuál es su presentación.

Un camarero atiende a los clientes.

Un camarero atiende a los clientes. / EUROPA PRESS

"Exageramos, pero a todo camarero y camarera le ha pasado alguna vez. ¿Pasa o no pasa?", ha preguntado un restaurante a través de su cuenta de TikTok en un vídeo que suma más de 188.000 reproducciones desde el 20 de mayo.

La opinión de los clientes no se ha hecho esperar. "Lo oyes todo y nada te llama la atención. Puede pasar. Yo profiero una carta, que los vea a mi ritmo, y los repase", cuenta un usuario de la red social china. En lugar de evitar este incómodo desenlace para los camareros, otros dan con una solución más que lógica: "Para que nunca en la vida te paso, antes se le pregunta al cliente si quiere tomar café o alguna cosa más", como son los postres.