Un policía destinado en la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana logró salvar la vida de una niña de dos años que se había atragantado con un trozo de comida mientras celebraba su cumpleaños en un área de servicio, cerca de Teruel. El momento fue captado por una cámara y el policía explica que practicó la maniobra de Heimlich a la menor, con la que esta expulsó la comida y logró respirar.