En el trail de Somiedo

"Pepelu", el experimentado y querido corredor que murió en el trail de Asturias: "Era muy alegre, el día antes hizo un vídeo recogiendo el dorsal y cantando"

José Luis García, perteneciente a un equipo de Collado Villalba (Madrid), se había recuperado de una lesión para la prueba asturiana: "Le estuve dando un masaje para prepararlo porque temía no llegar... Si lo llego a saber, le hubiera dicho que no fuera"

Alfredo Gómez y José Luis García celebran tras llegar a la meta en una prueba del Gran Trail de Peñalara (Madrid).

Alfredo Gómez y José Luis García celebran tras llegar a la meta en una prueba del Gran Trail de Peñalara (Madrid). / / AGOTEAM

Helena Montenegro

"Pepelu" corría siempre con una cinta en la rodilla para sujetar los tendones. A sus 62 años aún seguía al pie del cañón, enfrentándose a duros trails de montaña en diferentes puntos de España. “Le decíamos que esa cinta tenía superpoderes por cómo corría con la edad que tenía”, cuenta Alfredo Gómez Hernández, su amigo y fundador de AGOTeam, el equipo de Collado Villalba (Madrid) al que pertenecía José Luis García Fernández, el experimentado corredor fallecido este sábado en una fatídica caída en el trail de Somiedo, en Asturias.

El trágico accidente tiñó de luto e hizo suspender la conocida prueba de montaña asturiana, que precisamente cumplía diez años. Pero el dolor por la pérdida se ha extendido por todo el mundo del trail de montaña a lo largo y ancho del país. Especialmente se ha cebado con el AGOTeam de Collado Villalba, localidad en la que residía Pepelu García.

El día antes habían ido a recoger el dorsal y nos habían mandado un vídeo suyo cantando”, cuenta Alfredo Gómez Hernández. La montaña y el running significaban felicidad para el experimentado corredor madrileño. Ambos se conocían desde hace años por este deporte, y tenían un grupo con varios amigos llamado “Los locos del cerro”, con el que salían a correr por su zona (sierra de Madrid) y una vez al año elegían una ciudad española para pasar unos días y correr unos 60 kilómetros.

José Luis García había pertenecido a otros clubes y estaba federado en Madrid para este tipo de competiciones, pero cuando Alfredo Gómez fundó el equipo en 2019 se unió en seguida. Por aquel entonces eran solo cinco, pero en la actualidad el club está compuesto por más de ochenta personas. Varios de sus integrantes se encontraban precisamente en la competición de Somiedo junto al ahora fallecido. 

José Luis García, en una cima durante una carrera.

José Luis García, en una cima durante una carrera. / / AGOTEAM

Al principio, los compañeros de equipo presentes pusieron por el grupo de whatsapp que se cancelaba la carrera porque había fallecido un corredor y lo confirmaron porque uno de los organizadores se acercó a decirle a un compañero del AGOTeam que había fallecido su hermano. Sin embargo, tal y como relatan quienes lo vivieron, su hermano no competía, así que al poco descubrieron que se trataba de José Luis. Por el momento, no saben cuál ha podido ser la causa del accidente en el que se despeñó por una caída de unos 100 metros, pero están consternados: “No nos lo creemos”. 

“El martes le estuve dando un masaje para prepararle para la carrera. Tenía una rotura de fibras y temía no llegar a la competición de Somiedo. Yo le dije que corriera hasta donde llegara. Si llego a saber que esto era lo que iba a ocurrir, le habría dicho que no fuera”, relata Alfredo Gómez.

José Luis era documentalista de profesión y estaba a dos años de jubilarse. Tenía pareja desde hacía años y un hermano mellizo. Las carreras eran su gran pasión, tanto en montaña como en asfalto. De hecho, Alfredo Gómez y él ya habían participado dos veces en la prueba somedana. Su amigo y fundador del AGOTeam relata que el tramo de Los Bígaros, donde se consumó el infortunio, "no es especialmente complicado", pero intuye que las condiciones eran bastante adversas por la lluvia, la niebla y la humedad. 

José Luis García era "una persona muy sonriente", como se reflejaba en las fotos en las que aparece, además de “estar dispuesto a todo”: “Le bromeábamos mucho con que ya tenía una edad y que tuviera cuidado con la cadera para andar así”. Tantos años corriendo juntos le han dado a Alfredo Gómez muchas anécdotas: “Una vez estábamos corriendo por un cerro en zigzag junto con otro compañero. Yo iba el primero y él era tan competitivo que insistió en adelantarme en una curva cerrada. No le dejé pasar y al final se acabó cayendo contra unas jaras”. 

En Collado Villalba, sus vecinos también le recuerdan con gran cariño. "Era una persona estupenda, un ejemplo", relatan, destacando que siempre estaba dispuesto a ayudar. De hecho, sus compañeros y amigos planean un homenaje la semana que viene en una carrera popular en la que, precisamente, el mismo "Pepelu" estaba colaborando.