Un vecino de Lérida deberá declarar en los próximos días ante el juez acusado de haber robado una tarjeta de crédito a su vecino y haberse gastado la misma noche del robo 2.000 euros (333.000 pesetas) en un prostíbulo de la ciudad.

Según fuentes de los Mossos d´Esquadra, los hechos de los que se le acusa tuvieron lugar en noviembre cuando, al parecer, la víctima se olvidó un sábado por la noche la bolsa de mano en el capó de su coche en la plaza de aparcamiento, en la que llevaba entre otros objetos personales la citada tarjeta de crédito.

Al parecer, el robo lo habría efectuado el propietario del coche que aparcó al lado de éste y, según fuentes cercanas al caso, ésta persona se habría gastado la misma noche del robo el dinero en un local de alterne de Lérida con los servicios de una de sus trabajadoras, a la vez que habría invitado a varios clientes a bebidas.