Vecinos de la zona del Grupo Cardona Vives de Castellón han denunciado el aumento de atracos perpetrados en los últimos días en establecimientos comerciales de la zona, algunos de ellos en más de una ocasión, por lo que exigen un incremento de la presencia policial para tratar de evitar nuevos casos. Entre los perjudicados se encuentra José María Collazos, el propietario del comercio Racó de L´€ngel Blau, que ha sido objeto de dos atracos en los últimos 15 días. "La primera vez estaba mi mujer y entró un joven. Sacó una pistola y le dijo que era un atraco y que le entregara 50 euros porque tenía el mono", explicó.

El segundo atraco, ocurrido el pasado miércoles, lo perpetró otro joven pero en circunstancias similares. "Entró en la tienda y sacó un cuchillo de cocina, y pidió también 50 euros porque tenía el mono", dijo el dueño de esta tienda, que apunta que no es el único comercio afectado de la zona.

"La gente cierra las puertas de los establecimientos y para acceder hay que llamar a un timbre pero esta no es la solución y, además, el joven que nos robó la primera vez tenía un aspecto normal", manifestó Collazos, que demanda una mayor presencia policial en la zona. Se trata de una reivindicación con la que coincide el presidente de la Asociación de Vecinos Tir de Colom, Ramón Sarriá, quien señaló que es necesario que los agentes de la Policía Local patrullen a pie o en moto la zona.