Una mujer sufrió quemaduras leves y tuvo que ser asistida por inhalación de humo como consecuencia del incendio que se declaró ayer en su vivienda, sita en el tercer piso del número 7 de la calle El Cid, en el barrio de Grapa. Se da la circunstancia de que este inmueble se encuentra enfrente del edificio en el que se registró otro incendio el pasado día 2, cuando tuvieron que ser desalojados 22 vecinos.

El fuego, del que todavía se desconocen las causas aunque podría tratarse de un cortocircuito, se declaró sobre las 21.00 horas en el domicilio en el que reside un matrimonio de jubilados, en una finca en la que viven 35 familias, que salieron a la calle. "Yo iba a coger el ascensor cuando empecé a oler a humo, al igual que otros vecinos que salieron de sus casas. Nos pusimos a avisar al resto para que salieran de la finca y nos dimos cuenta de que el fuego era en el tercero", explicó Isidro Sánchez, el vecino que avisó a los bomberos.

"Nos encontramos con el dueño de la vivienda, que nos dijo que su mujer estaba en la cama, y entramos tres veces pero íbamos a la habitación y no la veíamos porque allí no se podía estar más de dos minutos", explicó. "Al final, un policía local entró y fue directamente hacía el lugar de donde salía el fuego y allí estaba la mujer, tumbada en el pasillo". Fue trasladada al Hospital General para ser asistida de las quemaduras leves que padecía y de la inhalación de humo.