GIRONA. Un vecino de Girona encontró ayer un cadáver en avanzado estado de descomposición oculto tras unos árboles en la orilla del río Ter a su paso por la zona de la Devesa, junto al Palacio Ferial, y cuya muerte podría haber sido violenta, ya que estaba cubierto con un plástico. EFE