La granja es propiedad de una conocida y apreciada familia de Sant Joan de Moró, que posee otra granja más moderna en la zona del campo de fútbol, por lo que la noticia del incendio corrió como un reguero de pólvora entre los vecinos.

El siniestro ocurrido en la granja sita en el Mas de Masianos está ahora en manos de las autoridades oficiales, que investigan los hechos, mientras que el seguro que poseían los propietarios de la misma deberá evaluar las indemnizaciones que correspondan a los mismos.