Tres ciudadanos rumanos han sido detenidos en Miranda de Ebro (Burgos) por falsificar tarjetas de crédito, en una actuación coordinada entre la Policía Nacional de esta población y las de Vila-real y Castellón, donde realizaron usos fraudulentos con estos medios de pago.

Las detenciones fueron posibles gracias a cuatro denuncias de mirandeses por la utilización fraudulenta de sus tarjetas de crédito, con las que habían obtenido diversas cantidades de dinero.

Las gestiones policiales llevadas a cabo permitieron obtener una filmación de unos individuos que colocaban un dispositivo en un cajero automático con el que conseguían duplicar las tarjetas.

La colaboración con la comisaría de Castellón permitió detener a los tres súbditos rumanos, que habían empleado el mismo sistema en la Comunidad Valenciana, en donde habían conseguido un total de 18.920 euros.