Castellón La Policía Local de Castellón detuvo ayer a un vecino de 32 años, L. A. V. V., acusado de entrar en el restaurante Miramar (en la foto, un encargado), en la calle Músico Perfecto Artola, y llevarse la cabina de teléfonos. Fue interceptado cuando huía con su coche por Hermanos Bou en dirección al Grao, y recuperado el teléfono. RD