La caída de dos niños provocó una gran expectación en la zona. La llegada de tres coches de policía y una ambulancia del SAMU (un coche de bomberos fue mandado, pero al ser rescatados los niños sin problemas ni siquiera llegaron al lugar de los hechos), aumentaron la alarma y fueron muchos los curiosos que se acercaron hasta la calle Santa Cruz de Tenerife. Afortunadamente, los pequeños fueron evacuados hasta el hospital acompañados de su madre, que permaneció junto a los pequeños.