Los Mossos d´Esquadra detuvieron a un camionero que conducía ebrio con una tasa de casi 5 veces y media el límite permitido, según informó ayer la policía autonómica catalana.

Los hechos ocurrieron sobre las 01.15 horas de ayer en el kilómetro 122 de la autopista AP-7, cuando una patrulla de los Mossos observó como un camión circulaba en dirección sur invadiendo los diferentes carriles.

La patrulla policial le hizo señales para que se parase y el camionero tardó en reaccionar, hasta que se paró en un área de descanso circulando fuera del carril. Los agentes vieron que el camionero iba bajo los efectos del alcohol y le sometieron a dos pruebas de alcoholemia, la primera de las cuales dio positiva con una tasa de 0,81 miligramos de alcohol por litro de aire expirado y la segunda, al cabo de unos minutos, volvió a dar positiva con una tasa de 0,79, cuando el límite legal para conductores de camiones es de 0,15.

Los Mossos inmovilizaron el camión y detuvieron al conductor, Mieczyslaw K., de 42 años y de nacionalidad polaca, por un delito contra la seguridad del tráfico por conducir bajo los efectos del consumo de sustancias alcohólicas.