Una persona ha muerto y otras tres están heridas al ser apuñaladas ayer en la Comunidad de Madrid en tres sucesos diferentes ocurridos en menos de cuatro horas, dos en la capital y uno en Móstoles. La policía ha detenido a un joven acusado de la autoría de dos agresiones.

El primero y más grave de los sucesos tuvo lugar hacia las 4.30 horas a las puertas del pub Yoko, en la calle Paulina Odiaga 4 del barrio de Carabanchel, donde murió apuñalado un ciudadano ruso de unos 32 años, Maxims Artemov, sin antecedentes y en situación irregular en España, según fuentes policiales. La Policía tomó declaración al propietario del local, un ecuatoriano, que se encontraba en el lugar en el momento de los hechos.

También ayer fueron apuñalados dos jóvenes, de 18 y 19 años, en la calle Capitán Haya, frente a Torre Europa, indicó la policía. Uno de los heridos, de 19 años, recibió una puñalada en el tórax, y fue trasladado al Hospital Ramón y Cajal. El joven que le acompañaba, de 18 años, sufre lesiones en el abdomen y está hospitalizado en La Paz.

Todo apunta a que los dos chicos, que iban acompañados de dos chicas, terminaban una noche de copas cuando se produjo una pelea con el joven que ha sido detenido, y que cuenta con antecedentes policiales .

El tercer suceso se produjo pasadas las ocho de la mañana en un bar de la calle Sevilla de Móstoles, donde fue apuñalado un hombre de 35 años, según Emergencias. La víctima, que fue estabilizada por el personal de un vehículo del Servicio de Urgencia Médica de Madrid y trasladada al Hospital, presentaba tres heridas inciso punzantes, dos en un hombro y la más grave en el hemitórax izquierdo.