Atzeneta "Hemos visto cómo el fuego venía hacía nosotros cuando estábamos preparando la comida, nos hemos llevado un susto, pensábamos que no salíamos. Al final hemos tenido que salir corriendo", explica Jesús Igual, uno de los 40 desalojados del albergue. La familia Villagrasa de la capital de la Plana pasó unos momentos de bastante preocupación ya que algunos miembros habían dejado El Magranar para ver a los Pelegrins de Les Useres, mientras José Ignacio y Pablo (padre e hijo) se habían quedado en el albergue.