MURCIA. Miles de vecinos de Caravaca de la Cruz (Murcia) asistieron ayer al funeral y posterior entierro de María Cruz Sánchez Martínez, de 24 años, que murió en la noche del pasado jueves apuñalada por un hombre de nacionalidad marroquí, que hirió a otras tres mujeres, con un cuchillo de cocina. EFE