El temido y anunciado huracán Wilma está provocando un éxodo masivo de las zonas turísticas de México. Según las previsiones, el ciclón llegará a Cancún a las 13.00 horas de hoy (20.00 horas en la península española). El Wilma bajó ayer a categoría 4, aunque se teme que recupere en cualquier momento el nivel máximo de la escala Saffir-Simpson.

En Cuba, las escuelas interrumpieron las clases en varias ciudades y más de 220.000 personas fueron evacuadas, por temor a que el ciclón, tras golpear la península del Yucatán, sacuda a isla, que ya sufrió el azote del cielo en julio, cuando el Dennis mató a 16 personas con una fuerza de categoría 4.

El ojo de Wilma, que mantiene "un paso lento y errático" y apenas avanzó en la noche del miércoles, tiene un diámetro de 700 kilómetros y, lo peor, "está en expansión", según informó un portavoz del Servicio Meteorológico Nacional de México. El núcleo del Katrina medía 600 kilómetros y el del Gilbert, 900.

Este ciclón, el 12° del Atlántico este año, alcanzó una fuerza descomunal el miércoles, al pasar en unas horas de la categoría 2 a la 5, un hecho insólito que disparó todas las alarmas. Los vientos se debilitaron ayer y pasaron de 260 km/h a 230 km/h.

Las lluvias torrenciales que ha dejado a su paso por el Caribe se han cobrado la vida de 10 personas en Haití y han causado inundaciones en zonas de Cuba y de México.