El director del IES Juan de Garay, Joaquín Carrión, declaró que este caso debe ser abordado con medidas policiales y, especialmente, psicopedagógicas y sin tanta intervención de la prensa. El grupo de agresores estaba compuesto, según los datos de que dispone, por varios alumnos del Juan de Garay aunque "la mayoría es de otro centro, entre ellos el principal agresor".

Respecto a un posible segundo caso de acoso escolar, concretamente a otro menor que no se ha atrevido a denunciarlo pero que ha de ir acompañado al centro por sus padres, el director señaló que le consta que ha sido amenazado por el mismo grupo, "pero no hay nada más". A su juicio, la prensa debe abordar el asunto "como algo grave", pero les pidió que dejen actuar a los profesionales".