BORRIOL. El Ayuntamiento de Borriol va a intensificar la vigilancia en el término municipal con el fin de frenar la oleada de algarrobas que se está produciendo en los últimos días, según explicó ayer el alcalde, Adelino Santamaría. El máximo dirigente de Borriol afirmó que "en sólo dos semanas se han registrado dos denuncias formales ante la Guardia Civil por este tipo de hechos, si bien los casos son muchos más". Manifestó que los siete efectivos de la Policía Local están dedicando una especial atención al asunto. RD