PAMPLONA. Tres vecinos de las localidades navarras de Tudela y Arguedas, de nacionalidad portuguesa, fueron detenidos por la Guardia Civil como presuntos autores de delitos contra los derechos de los trabajadores, amenazas, lesiones y detención ilegal, por obligar a compatriotas a trabajar mediante palizas y coacciones. El caso se conoció el pasado 13 de agosto, cuando un ciudadano portugués denunció que había sido víctima de lesiones, amenazas, detención ilegal y malos tratos por parte de su patrón. EFE