Un joven de 19 años fue rescatado ayer , con heridas graves, tras precipitarse desde una altura de unos 30 metros por un acantilado cercano al faro de Roche, en Conil (Cádiz), y caer en una zona rocosa de muy difícil acceso, por lo que tuvo que actuar desde el aire el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA).

El rescate del joven accidentado, que sufre fracturas múltiples y está grave, lo llevaron a cabo miembros del Grupo de Emergencias de Andalucía, operativo dependiente de la Consejería de Gobernación, informó en un comunicado la Junta de Andalucía.

La intervención se produjo después de que un ciudadano alertara del siniestro, a las 09.16 horas, al Teléfono de Emergencias 112-Andalucía, tras lo que se dirigió a la zona un equipo de Emergencias Sanitarias del 061, que estabilizó al herido, así como bomberos del Consorcio de Cádiz y la Guardia Civil.

Debido a que la zona a la que cayó el accidentado era muy problemática y de difícil acceso, se activó a la unidad aerotransportada del GREA. Los miembros del GREA izaron al herido con una grúa especial desde el aire, en una operación que estuvo coordinada por el asesor de emergencias de la Junta en Cádiz.