CASTELLÓN. Agentes de la Guardia Civil investigan los robos perpetrados en tres colegios de Almassora antes del inicio del curso, como publicó ayer este periódico. Debido a los elementos sustraídos (ordenadores, aparatos de aire acondicionado, botiquines...), los investigadores sospechan que tras los asaltos se encuentran toxicómanos, pues previsiblemente tratan de cambiar los objetos robados por droga, mientras que los botiquines pueden tener un uso personal encaminado al consumo de los medicamentos que contenían. RD