La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha desestimado un recurso de apelación interpuesto por dos ciudadanos rumanos a los que el Juzgado de lo Penal número 2 de Castellón había condenado a siete años de prisión (3 años y seis meses para cada uno) por atracar una joyería en Vall d´Alba este año.

Los hechos tuvieron lugar el 12 de marzo, cuando los dos acusados Mihaela D. y Mircea I. O., junto con otras dos personas que han sido declaradas rebeldes en esta causa, se trasladaron a Vall d´Alba con la intención de asaltar un establecimiento. La acusada Mihaela D. en compañía de otro asaltante entraron en una joyería de la localidad y compraron un pendiente por valor de 9,90 euros. Cuando la propietaria accionó el dispositivo de seguridad para abrirles la puerta y que salieran, el acusado declarado rebelde se abalanzó sobre ella y le tapó la boca mientras le colocaba un cuchillo de 7,5 centímetros en el cuello.

El hombre le ordenó que volviera a abrir la puerta, permitiendo así la entrada a otro de los acusados, que se apoderó de cuatro recipientes con joyas.

HUYERON JUNTOS Mientras los hombres perpetraban el robo la acusada se dirigió hacia el vehículo y se montó en el mismo. Al cabo de unos instantes los hombres llegaron al coche con una bolsa azul y le indicaron al conductor, Mircea I. O., que arrancara rápido.

Poco después, el vehículo el que circulaban los cuatro individuos fue localizado por una patrulla de la Guardia Civil, en la CV-16. A la altura de la CV-190, en el término de l´Alcora Mircea I. O., paró y los agentes de tuvieron a todos los ocupantes y recuperaron los objetos sustraídos.

A consecuencia de la agresión la propietaria sufrió heridas incisas en la pirámide nasal, en un dedo de la mano derecha y en otro de la mano izquierda, aunque la afectada renunció a todo tipo de indemnización.