Los cadáveres de dos hermanos, Juan y Estanis A.I., un hombre y una mujer de edad avanzada, fueron encontrados ayer en su domicilio de la localidad navarra de Uterga, sin que, en una primera inspección ocular realizada por la Policía Foral, se hayan encontrado signos de violencia. Los cuerpos sin vida de los dos hermanos, que al parecer sufrían problemas de salud, fueron hallados, en la mañana de ayer, por una vecina de la localidad que les atendía y que se ocupaba de la limpieza de la casa.

Según explicaron varios vecinos de los fallecidos, la mujer, extrañada por que no le abrían la puerta de la casa, avisó a un chico que pasaba por las inmediaciones y que fue quien entró en la vivienda por una ventana.

Allí, al parecer, encontró a los dos hermanos muertos en la cama, en sus respectivas habitaciones, por lo que se movilizó a los efectivos médicos, que certificaron los fallecimientos, y a los agentes de la Policía Foral, que acordonaron la zona.

Varias vecinas de la localidad comentaron que los hermanos tenían "muy poca familia" y vivían solos, pero "no estaban para nada abandonados", ya que una mujer del pueblo "estaba pendiente de ellos". La anciana llevaba tiempo enferma y por eso no se le veía a menudo por la calle, pero el hombre sí había sido visto en los últimos días, indicaron las vecinas.