PALMA. Un jurado popular declaró ayer a la alemana Sylvia Schafer culpable del asesinato de su expareja, Gerth Moller, crimen que cometió en enero del 2005 a bordo de una embarcación amarrada en el puerto de Andratx. El fiscal solicita para Schafer 18 años de prisión, mientras que los letrados de la acusación exigen 20 años de cárcel. EFE