Un hombre hirió gravemente el sábado a su padre en la espalda al dispararle con una escopeta de perdigones en el domicilio familiar, una casa de campo de Manacor (Mallorca), tras una discusión.

Según fuentes sanitarias y policiales, el herido, de 59 años, fue trasladado al hospital donde ingresó con pronóstico reservado. Tras ser operado por el equipo de cirugía torácica se encuentra estable dentro de la gravedad.

Al parecer, la víctima y el agresor discutieron por la oposición del primero a que su hijo, que se encontraba bebido, condujera una furgoneta propiedad de la familia.