Dos trenes Euromed del trayecto Valencia-Barcelona y Barcelona-Valencia registraron en la tarde de ayer retrasos de hasta 80 minutos debido a la falta de suministro eléctrico como consecuencia de las tormentas.

Fuentes de Renfe informaron de que sobre las 17.20 horas la falta de suministro eléctrico afectó a la infraestructura de Renfe en las proximidades de Santa Magdalena de Pulpis y Castellón, donde permanecieron parados dos trenes de larga distancia. La falta de suministro también afectó, "solo unos minutos" a otros trenes.

En el tren que unía Barcelona-Valencia viajaba el presidente del Partido Popular en Cataluña, Daniel Cirera, quien en una conversación telefónica con uno de sus colaboradores se quejó de que, después de estar más de una hora parados en medio de la vía, no habían recibido ninguna información de Renfe.

También dijo que lo único que se sabía, por un pasajero, es que había habido un corte eléctrico, pero que desconocían cuándo se restablecería el servicio. Según Cirera, el tren estuvo a oscuras y sin aire acondicionado y, tras abrirse las puertas, los viajeros bajaron a la vía porque dentro de los vagones hacía mucho calor.

Desde Renfe confirmaron que a las 19.00 horas se había recuperado el suministro eléctrico y se había reanudado el viaje y precisaron que a los viajeros se les ofreció el servicio de cafetería y se les informó del problema.