BARCELONA. Una niña de seis años murió y otros tres menores heridos leves en Barcelona al ceder la terraza de una vivienda en la que estaba instalada una piscina hinchable en la que estaban los pequeños. La piscina, de unos 2.000 litros de capacidad, estaba colocaba en una terraza, situada al mismo nivel que la planta de la vivienda. EFE