La Policía Foral ha abierto diligencias informativas para esclarecer las circunstancias en las que un niño de 13 años resultó corneado de gravedad en un festejo taurino celebrado en la localidad navarra de Murchante con motivo de las fiestas patronales.

El suceso tuvo lugar el pasado viernes, cuando una de las vacas que participaba en el encierro empitonó al menor por el abdomen. Esto le causó heridas de gravedad de las que se recupera en el hospital de Tudela, donde tuvo que ser intervenido.