Un agente del Cuerpo Nacional de Policía en la Comisaría Provincial de Castellón arriesgó su vida para salvar la de una joven de 24 años que se precipitaba por un balcón. El policía sacó más de medio cuerpo por la barandilla para evitar que la mujer se precipitara al vacío y fue cogido por las piernas por dos compañeros suyos mientras sujetaba a la otra persona.

Al parecer, los agentes acudieron a la llamada de un hombre que les contó que su esposa, que había consumido drogas mezcladas con alcohol, estaba en el balcón y quería autolesionarse. Los efectivos policiales comprobaron este extremo y acudieron en su rescate.

La mujer fue trasladada al Hospital General de Castellón para recibir tratamiento, según informan desde el cuerpo.