Agentes antidisturbios de la Guardia Civil se han desplazado esta tarde a La

Herrera (Albacete) para "evitar enfrentamientos" entre los vecinos del pueblo y

los cientos de inmigrantes rumanos que acampan junto al acueducto Tajo-Segura,

informó a EFE la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha.

El "incremento de efectivos" de la Guardia Civil tiene por objeto garantizar

la seguridad de ambos colectivos y, según informó la Delegación del Gobierno,

sus operativos tendrán lugar tanto en La Herrera como en Barrax y otros

municipios de la zona.

El alcalde de La Herrera, Pablo Escobar, dijo a Efe que la caída de un

vehículo sin ocupantes al acueducto esta tarde "reafirma el problema de

seguridad" del que ayer alertó al delegado del Gobierno, Máximo Díaz-Cano, en

una reunión en la que éste le emplazó a solicitar por escrito el desalojo del

asentamiento, documento que el regidor dijo que aún no ha remitido.