En los círculos policiales se mantiene la sospecha de que la persona que ha sido detenida en la denominada operación GPS, un varón natural de la localidad sevillana de Coria del Río e identidad no hecha pública, podría haber transportado grandes cantidades de droga en diversos vehículos robados. A pesar de todo, la operación antidroga continúa abierta y las fuerzas policiales no descartan que se produzca más arrestos en próximos días.