Onda y Oropesa fueron el pasado año dos de las poblaciones donde la Guardia Civil desmanteló dos bandas organizadas de clonación de tarjetas de crédito y de copias de números pin en los cajeros que tenían su base de operaciones en estos municipios. Según fuentes extraoficiales, "tanto en las bandas de narcotráfico como en las de falsedad y fraude se han llegado a contabilizar hasta 44 personas de nacionalidades diferentes" por lo que, sobretodo, "en el tráfico de drogas las conexiones entre delincuentes superan, en gran medida, las expectativas". Además, las mismas fuentes aseguran, "tras introducirla la distribuyen a pequeña escala en las provincias de Castellón y en Tarragona".