VALENCIA. La operación policial que desarticuló la semana pasada una banda internacional dedicada a la clonación y falsificación de tarjetas de crédito culminó con el ingreso en prisión de 22 de las 25 personas que pasaron a disposición judicial, mientras los tres restantes quedaron en libertad con cargos. Según informaron ayer desde el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), todos ellos están acusados de los delitos de falsificación de moneda, hurto, robo y estafa. La banda actuaba en todas las autonomías y tenía importantes ramificaciones en Rumanía, Italia, Alemania, Austria, Bélgica, Holanda, Reino Unido y Turquía. EP