Una mujer resultó ayer herida al ser golpeada repetidamente con un martillo por su marido en la casa familiar, hasta que llegaron las vecinas a auxiliarla, tras lo que él se marchó al campo en una motocicleta y se suicidó en Cártama (Málaga), según informó el alcalde, José Garrido.

La mujer, Antonia Moya Martín, de 65 años, sufrió heridas múltiples en la cabeza, su vida no corre peligro y se recupera en la unidad de observación del Hospital Clínico Universitario de Málaga, dijeron fuentes del centro, que añadieron que sus pruebas radiológicas son normales.

El presunto autor de los martillazos es Salvador Gálvez Meléndez, de edad próxima a su mujer, según el alcalde, que precisó que parece que podrían existir desde hace tiempo diferencias en la pareja y que el hombre utilizó en la agresión una "machota", martillo o mazo de mango largo que usan los albañiles cuando deben golpear con fuerza en su trabajo.