Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía de Castellón trasladaron a la comisaría de la capital a varios jóvenes de grupos extremistas por su presunta participación en peleas multitudinarias en diversos puntos de la ciudad en la madrugada del pasado miércoles, coincidiendo con las fiestas de la Magdalena, si bien fuentes próximas a la investigación confirmaron al periódico Mediterráneo que ayer "no había nadie detenido".

Al parecer, y según ha podido saber este rotativo de algunos testigos, los jóvenes pertenecerían a bandas de ideología radical y enfrentadas, que aprovecharon la masiva presencia de cientos de personas en la calle con motivo de las fiestas fundacionales de Castellón para mantener diversos choques. Este hecho se produjo en puntos de la ciudad como las calles Alloza y Gobernador, así como las plazas María Agustina y Borrull.

Fue precisamente en este punto donde se produjo el enfrentamiento más grave, lugar que a esa hora estaba muy concurrido, pues allí está situada la carpa de la gaita 8, Portal de l´Om. Concretamente, y sobre la 01.30 horas de la madrugada, varios jóvenes se enzarzaron en una espectacular pelea en una zona próxima a este punto, que requirió la intervención de varios vehículos de la Policía Nacional, así como un furgón antidisturbios y una SAMU. Al parecer, fue este el escenario elegido donde terminó de estallar los múltiples piques y provocaciones lanzados entre los miembros de las bandas de extrema derecha e izquierda.

Al final, y tras momentos de confusión, "al menos tres personas" fueron obligadas a subir al citado para prestar declaración, según han relatado a Mediterráneo algunos testigos, si bien la cifra podría ser mayor.

Fuentes del caso han asegurado que "se están siendo investigando los hechos con detenimiento", para lo que se están tomando "múltiples declaraciones de los testigos" con el fin de clarificar lo sucedido, así como la posible vinculación de los implicados en organizaciones de ideología extrema. Desde la Subdelegación se ha minimizado el suceso y se afirma que se trató solo de "una simple pelea".