El subinspector Fernández destacó que los integrantes de la banda "hacían pruebas en casa para saber cómo romper las cerraduras". Y añadió que la "mayor dificultad de la investigación ha sido que la mayoría de los ahora arrestados no estaban fichados, solo siete tenían antecedentes". Y dijo que "el que más tiempo llevaba en España no llegaba a un año".

Los arrestados estaban preparando la huída y cargando material en coches antes de ser detenidos. La policía lo sabía y actuó.