El sistema de las monedas tintadas con pintura negra se destapó el lunes gracias a la observación del gerente del salón Las Vegas de Castellón, Nacho Ferrer, y se saldó, entonces, con un ciudadano de origen chino detenido. Así, tras la alerta desencadenada, dos personas más, también de nacionalidad china, han sido arrestadas por la Guardia Civil, en un restaurante ubicado en la N-340, en el término de Alcalà de Xivert, mientras utilizaban, presuntamente, este mismo sistema de estafa.

Los dos detenidos, Q.Y., de 39 años, y X.Y., de 32 años, ambos vecinos de Burriana y con antecedentes policiales, ocultaban 397 monedas pintadas de negro y 226 continuaban en la máquina. Los hechos tuvieron lugar sobre las 03.30 horas, cuando la Guardia Civil comprobó que estos estaban usando euros pintados de negro. Con ello alteraban el sistema de premios y, de esta forma, consiguieron ganar 440 euros en tan solo media hora.

Nacho Ferrer, gerente del salón Las Vegas de Castellón, explicó a Mediterráneo cómo destapó esta estafa el lunes: "El hombre se sentó y solo empujaba monedas, no jugaba y pedía la devolución, que eran euros normales". Y añadió: "Le observé de lejos, luego desde las cámaras de seguridad y, después, me puse a su lado; se mostró muy nervioso, metí la mano en el cajón y él me la agarró fuerte". "Entonces, --prosiguió-- llamó a dos chinos que entraron y les dije que se fueran o avisaba a la policía y estos lo hicieron, pero el otro se quedó y al poner la mano en el cajón cogí las monedas negras; nunca había visto nada igual".

Tras un forcejeo, Nacho le engañó y le aseguró que iba a darle el cambio, pero avisó a la policía. "Ahora hemos puesto contadores de monedas, pero los salones de juego son de última generación con equipos informáticos para evitar estafas", dijo.