AGENTES DE la Policía Local de Castellón realizaron un control de alcoholemia en la plaza Borrull el domingo sobre las 3.00 horas de la madrugada. Así, se realizaron un total de 17 pruebas, de las que ocho fueron positivas. Con motivo del preventivo, se realizaron dos atestados y seis denuncias. Asimismo, tres vehículos quedaron inmovilizados en el lugar y cinco fueron retirados al depósito municipal. El operativo finalizó sobre las 6.30 horas, según informaron fuentes de la Policía Local. R.D.