El abogado del español Pablo Ibar, condenado a pena de muerte en el año 2000 en Florida, solicitará hoy, en una vista judicial, que sea anulada la condena porque durante el juicio se "violaron sus derechos constitucionales".

El juez estadounidense Jeffrey Levinson escuchará los argumentos de Benjamín Waxman, el abogado de Ibar, en una audiencia que se celebrará en un tribunal del condado de Broward, al norte de Miami. Waxman está esperanzado en que el juez acepte sus argumentos a la vista de las irregularidades que se cometieron durante el juicio.

Pablo Ibar fue condenado a muerte por los asesinatos en 1994 de Casimir Sucharsky, dueño de un local nocturno y dos modelos, Sharon Anderson y Marie Anderson, que estaban en su casa. Ibar, preso desde 1994, se encuentra desde el 2000 en el corredor de la muerte. El Tribunal Supremo de Florida ratificó esta condena el 9 de marzo del 2006.