La intervención policial se produjo cuando cuatro de los investigados estaban realizando una transacción; en el momento de su detención les fueron intervenidos 700.000 euros en billetes de 500 falsos. Posteriormente se detuvo a otras dos personas en las localidades de Carlet (Valencia) y Villajoyosa (Alicante). En el registro practicado en el domicilio de uno de los detenidos se intervinieron otros 141.500 euros falsos, también en billetes del mismo valor facial. Por su parte, en la nave de Real de Gandía los agentes se han incautado de sofisticada maquinaria industrial de imprenta con la que realizaban las falsificaciones y ocho millones de euros en una fase intermedia de elaboración de billetes de 500, así como de diversos productos químicos. En la fase final de esta operación se han incorporado funcionarios policiales de Europol- La Haya, así como coordinadores de organismos internacionales especializados en falsificación. Las actuaciones han sido dirigidas por la unidad de Represión del Tráfico de Drogas.