La Guardia Civil y la Policía Local de Benicàssim buscan en estos momentos a un hombre, de unos 50 años, con barba y ataviado con un abrigo, un sombrero y una bufanda, por perpetrar un robo con violencia e intimidación en la mañana de ayer, sobre las 8.30 horas, en el Banco Popular ubicado en la avenida de Castellón, número 54, de Benicàssim. Este se apoderó de casi 11.000 euros tras amenazar de muerte al director de la entidad bancaria y a un cliente con un cuchillo jamonero de grandes dimensiones, según ha podido saber Mediterráneo.

Los hechos sucedieron poco después de que la sucursal abriera sus puertas. Tal y como relataba una empleada de la entidad, “en ese instante estábamos el director y yo solamente, ha entrado un joven encargado de una gasolinera con monedas a esas horas, cuando normalmente viene más tarde, y, de repente, el individuo se ha introducido enseguida en el banco detras de él”. El atracador, según indicaron los testigos, mostró “un cuchillo jamonero de grandes dimensiones, muy largo y ancho, y con una actitud muy nerviosa y desesperada ha amenazado al director de la entidad con matarle si no le daban todo el dinero que había en el banco”.

Así, según las mismas fuentes, como el cliente acababa de entrar con 10.900 euros “el director se los ha tenido que entregar y el asaltante, con el dinero en las manos, ha ocultado de nuevo el cuchillo entre las ropas que vestía y ha huido a gran velocidad”.

Rápidamente, varias unidades de la Guardia Civil y de la Policía Local se personaron en el lugar de los hechos, pero el ladrón había desaparecido. Por suerte, ni el director del banco, ni la empleada, ni el cliente sufrieron daños físicos, tan solo un shock.

Por su parte, David, propietario de la frutería Ángel, que está justo enfrente del Banco Popular, en la avenida Castellón, indicó que “no he podido ver lo que ha pasado porque todo ha sucedido muy rápido, pero la Policía Judicial de la Guardia Civil ha venido a mi tienda posteriormente y me han enseñado las fotos que han recuperado de las grabaciones de las cámaras de seguridad del local”. David reveló que en dichas imágenes “se podía apreciar claramente cómo estaban el director del banco y el ladrón dentro de la sucursal, de pie”. Y añadió que “los agentes me han preguntado si lo conocía o si lo había visto, pero era un hombre mayor, con un sombrero y muy abrigado, por lo que no se de quién se trata”.

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Benicàssim se entrevistó posteriormente con el gerente de la gasolinera Campsa de Benicàssim, tal y como pudo comprobar este periódico in situ. Asimismo, el director de la sucursal bancaria interpuso la correspondiente denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad. Por el momento, y pese a que todas las patrullas de la provincia fueron alertadas por el Centro Operativo de Servicios (COS) de la Benemérita, aún no hay detenciones. H