Los ladrones quieren acabar con la historia. La fuente de los 50 Caños ahora solo cuenta con cinco, ya que los delincuentes han sustraído 45 grifos de bronce de este mítico lugar de Segorbe.

Y es que las localidades de Altura, Geldo y Navajas también se han visto sorprendidas por esta clase de robos, de dimensiones desconocidas, ya que a lo largo de la madrugada del martes un grupo de desconocidos rompió y sustrajo los grifos y los caños de una buena parte de las fuentes públicas existentes en los cuatro municipios mencionados. Fuentes municipales del Ayuntamiento de Segorbe han cifrado en 56 los grifos que han desaparecido de las fuentes de la ciudad.

El concejal de Urbanismo de Segorbe, Ángel Berga, destacó el valor simbólico que tiene esta fuente: "Se ve que no han podido romper todos, ya que han dejado cinco y uno de ellos ya en el fondo del agua, lo que parece indicar que alguien los ha sorprendido".

Además de la fuente de los 50 Caños, se han visto afectadas las de la plaza del Agua Limpia, Los Mesones, avenida de la Constitución, Cortes Valencianas, calle Altura, calle Romano, Grupo Pont, la fuente exterior del cementerio... En todos los casos han destrozado el surtidor, por lo que el agua de estas se ha desbordado por las calles inmediatas.

UNA BANDA ORGANIZADA // Berga señaló que no se trata de un acto vandálico sino plenamente delictivo: "Esto ya es gente organizada que se dedica a robar este tipo de elementos, como caños o tapas de alcantarillado o todo lo que son metales, y lo venden en chatarrerías". El Ayuntamiento de Segorbe ha pedido a la Guardia Civil, a través de la Policía Local, que "controlen los puntos de venta de metal, tanto en la zona de Sagunto como en la provincia de Valencia y áreas limítrofes para ver si podemos averiguar la identidad de los autores y atajar de raíz este tipo de actos".

El responsable municipal resaltaba que "lo lamentable de esto es que hay grifos muy especiales que se han hecho por encargo para dichas fuentes y son caros; pueden costar entre 40 y 45 euros, pero para la venta no conseguirán más de un par de euros; entonces, maldita la gracia".

En el caso de la fuente de los 50 Caños, el Ayuntamiento siempre tiene unos 10 ó 12 de reserva para cualquier eventualidad, pero en este caso es imposible reponerlos de forma inmediata porque, además, al romperlos se ha quedado en el interior la parte de la rosca. Una pieza que resulta muy complicado extraerla. El concejal señalaba que en los últimos tiempos se han llegado a robar imbornales que llegan a pesar unos 300 kilogramos, o el caso concreto de un accidente con una farola y al día siguiente había desaparecido la farola por completo.

El método utilizado, según estas fuentes, ha sido el golpe de maza sobre el grifo provocando la rotura sobre el lugar donde se empotra. De momento no hay datos ni indicios sobre los autores, pero el Ayuntamiento de Segorbe ha pedido a todas aquellas personas que puedan aportar información que se pongan en contacto con la Policía Local. Lo mismo ha sucedido con el resto de municipios afectados por estos destrozos que han deteriorado el espacio público y su mobiliario.

Por el momento, la Guardia Civil continúa con las investigaciones para su esclarecimiento.