El maestro de Primaria del colegio Vicente Artero de la capital Ramón F.O., de 50 años, “está aislado en un módulo de la cárcel”, según aseguraron a Mediterráneo fuentes judiciales. Ramón F.O. fue detenido en febrero por agentes del Cuerpo Nacional de Policía y encarcelado por orden del juez del juzgado de Instrucción número 3 de Castellón, Manuel Aleix, por una causa abierta por un delito de abuso sexual a menores.

El docente “ha recibido varias intimidaciones por parte de otros reclusos”, tal y como confirmaron estas fuentes, lo que ha llevado a la dirección del centro penitenciario a adoptar esta medida y “protegerle”. El maestro fue suspendido de sus funciones, de empleo y sueldo casi inmediatamente de conocerse los hechos y lleva en prisión tres meses.

Su abogado defensor solicitó recientemente la libertad condicional tras argumentar que no existía riesgo alguno de fuga al tener el maestro castellonense un domicilio habitual en la capital. No obstante, el magistrado que instruye el caso consideró que las acusaciones sobre Ramón F.O. son “muy graves”. Por ello decidió que debe permanecer encerrado. Aleix ya advirtió, tras la detención del maestro y revisar las más de 3.000 fotografías que la Policía Nacional halló en la cámara, que existían “indicios claros y contundentes” contra él.

LAS MADRES // Por el momento, solo tres madres han presentado denuncia contra Ramón F.O. Además, sus hijos no pertenecen al centro docente del acusado, sino que eran alumnos del colegio Jaume I. Pese a esto, también fueron fotografiados por el maestro, presuntamente, ya que solía ir “cada tarde a una plaza a captar imágenes de niños”, según la Policía.

Ramón F.O. fue sorprendido con miles de fotos de sus alumnos de primer curso y de otros niños, algunas de ellas “dirigidas a las nalgas y a las partes íntimas”. De la misma alumna, la Policía Nacional descubrió en su cámara “más de 300 fotografías”. H