Joaquín Agra Agra, que se encontraba en orden de busca y captura por delitos relacionados con el narcotráfico, ha ingresado en la prisión de Pontevedra después de ser detenido en esta ciudad, informaron ayer a Efe fuentes de la investigación.

Vecino de Cambados y con el seudónimo el Panarro, Joaquín Agra se había dejado barba y llevaba una gorra puesta para disimular su identidad cuando fue sorprendido por los agentes policiales. La Audiencia Nacional lo había condenado a 20 años de prisión por el alijo de 3.300 kilos de cocaína que transportaba el buque Caridad y por otro alijo de 1.200 kilos intervenidos a bordo del Doña Rosa.

La defensa de Joaquín Agra había recurrido el fallo ante el Tribunal Supremo, pero el alto tribunal lo desestimó. H