Agentes de la Policía Local de Alicante han intervenido un total de 20.000 petardos que se vendían de forma ilegal en el centro de la ciudad, que estos días celebra las fiestas de las Hogueras de San Juan, según el concejal responsable de Seguridad Ciudadana y Tráfico, Juan Seva. El edil realizó estas declaraciones al término de la mascletà disparada ayer en la alicantina plaza de los Luceros por la pirotecnia Martí de Burriana, que tuvo una duración de 7 minutos y 19 segundos, y en la que se quemaron 132 kilos de pólvora ante miles de personas. H