BADAJOZ. La Policía Judicial detuvo a la esposa y el hijo de Alfonso Triguero, el empresario vecino de Logrosán (Cáceres) que falleció el pasado 14 de febrero tras recibir un disparo mientras dormía en su casa, como supuestos autores del homicidio. Así lo confirmó ayer la delegada del Gobierno, Carmen Pereira. Añadió que se realizaron numerosas pruebas de pólvora y análisis fisiológicos, de modo que la investigación ha concluido. EFE